Educar en valores

Estos días estamos viendo en clase los valores y cómo hacer que lleguen a nuestro futuros alumnos y alumnas. No es tarea fácil, ya que como estamos viendo en Sociología la crisis también ha llegado a los valores. Es triste ver como se han perdido algunos valores y ver que la sociedad no va precisamente en buen camino. Es, por eso, nuestra tarea cambiar esta dinámica y tratar de revertir los efectos de esta crisis.

Para ello, en clase vamos a hacer el día del valor donde nosotros expondremos los diferentes cuentos y canciones que hemos seleccionado y con los que no gustaría educar en valores en un futuro.

El cuento que más adelante presento lo trabajaría en clase de3 de Primaria, aunque desde 2 hasta 4 creo que podría usarse. Quizás 4 si los niños son muy maduros sería algo infantil para ellos, pero todo es evaluar la clase y decidir.

La canción es, definitivamente, para niños de Primaria. No porque sea dura en sí o tenga un lenguaje determinado, sino porque los conceptos y valores que se tratan son algo más complicados de tratar con niños algo más pequeños, ya que hay juicios, afortunadamente, que aún ni han asimilado ni conocen.

CUENTO

Valores: Evitar el bullying

Enseñanza: La fuerza no sirve para ganarse el respeto de nadie si no es usada al servicio de la justicia y el bien de los demás

Adiós a la ley de la selva: El León

Iba un joven león por la selva pensando que había llegado su hora de convertirse en rey, cuando encontró un león malherido. Aún se podía ver que había sido un león fuerte y poderoso.

– ¿Qué te ha sucedido, amigo león?- preguntó mientras trataba de socorrerlo.

El león herido le contó su historia.

– Cuando llegó el momento de convertirme en el rey de la selva, decidí demostrar a todos mi fuerza y mi poder, para que me temiesen y respetasen. Así que asusté y amenacé a cuantos animales pequeños me encontré. La fama de mi fiereza era tal que hasta los animales más grandes me temían y obedecían como rey. Pero entonces otros leones quisieron mi reino, y así pasé de golpear de vez en cuando a pobres animalitos a tener que enfrentarme a menudo con grandes leones. Gané muchos combates, pero ayer llegó un león más grande y fuerte que yo y me derrotó, dejándome al borde de la muerte y quedándose con mi reino. Y aquí estoy, esperando que me llegue la muerte sin un solo animal al que le importe lo suficiente como para hacerme compañía.

El joven león se quedó para acompañarlo y curar sus heridas antes de proseguir su camino. Cuando al fin se marchó de allí, no tardó en encontrar un gigantesco león encerrado en una jaula de grandes barrotes de acero. Tuvo que haber sido muy fuerte, pero ahora estaba muy delgado.

– ¿Qué te ha sucedido, amigo león? ¿Por qué estás encerrado?

El león enjaulado le contó su historia.

Cuando llegó el momento de convertirme en el rey de la selva, usé mi fuerza para vencer al anterior rey, y luego me dediqué a demostrar a todos mi poder para ganarme su respeto. Golpeé y humillé a cuantos me llevaron la contraria, y pronto todos hacían mi voluntad. Yo pensaba que me respetaban, o incluso que me admiraban, pero solo me obedecían por miedo. Me odiaban tanto que una noche se pusieron de acuerdo para traicionarme mientras dormía, y me atraparon en esta jaula en la que moriré de hambre, pues no tiene llaves ni puerta; y a nadie le importo lo suficiente como para traerme comida.

El joven león, después de dejar junto a la jaula comida suficiente para algún tiempo, decidió seguir su camino preguntándose qué podría hacer para llegar a ser rey, pues había visto que toda su fuerza y fiereza no les habían servido de nada a los otros dos leones. Andaba buscando una forma más inteligente de utilizar su fuerza cuando se encontró con un enorme tigre que se divertía humillando a un pequeño ratón. Estaba claro que ese tigre era el nuevo rey, pero decidió salir en defensa del ratoncillo.

– Déjalo tranquilo. No tienes que tratarlo así para demostrar que eres el rey.

– ¿Quieres desafiarme, leoncito? – dijo burlón y furioso el tigre.- ¿Quieres convertirte en el nuevo rey?

El león, que ya había visto cómo acababan estas cosas, respondió:

– No quiero luchar contigo. No me importa que seas tú el rey. Lo único que quiero es que dejes tranquilo a este pobre animal.

El tigre, que no tenía ninguna gana de meterse en una pelea con un león, respiró aliviado pensando que el león le reconocía como rey, y se marchó dejando en paz al ratoncillo.

El ratoncillo se mostró muy agradecido, y al león le gustó tanto esa sensación que decidió que aquella podría ser una buena forma de usar su fuerza. Desde entonces no toleraba que delante de él ningún animal abusara ni humillara a otros animales más débiles. La fama del león protector se extendió rápidamente, llenando aquella selva de animales agradecidos que buscaban sentirse seguros.

Ser el rey de una selva famosa y llena de animales era un orgullo para el tigre, pero pronto sintió que la fama del joven león amenazaba su puesto. Entonces decidió enfrentarse a él y humillarlo delante de todos para mostrar su poder.

– Hola leoncito – le dijo mostrando sus enormes garras- he pensado que hoy vas a ser mi diversión y la de todos, así que vas a hacer todo lo que yo te diga, empezando por besarme las patas y limpiarme las garras.

El león sintió el miedo que sienten todos los que se ven amenazados por alguien más fuerte. Pero no se acobardó, y respondió valientemente:

– No quiero luchar contigo. Eres el rey y por mí puedes seguir siéndolo. Pero no voy a consentir que abuses de nadie. Y tampoco de mí.

Al instante el león sintió el dolor del primer zarpazo del tigre, y comenzó una feroz pelea. Pero la pelea apenas duró un instante, pues muchos de los animales presentes, que querían y admiraban al valiente león, saltaron sobre el tigre, quien sintió al mismo tiempo en sus carnes decenas de mordiscos, zarpazos, coces y picotazos, y solo tuvo tiempo de salir huyendo de allí malherido y avergonzado, mientras escuchaba a lo lejos la alegría de todos al aclamar al león como rey.

Y así fue cómo el joven león encontró la mejor manera de usar toda su fuerza y fiereza, descubriendo que sin haberlas combinado con justicia, inteligencia y valentía, nunca se habría convertido en el famoso rey, amado y respetado por todos, que llegó a ser.

FIN

En este caso creo que, desafortunadamente la autoría es desconocida pero os puedo dejar la web de donde saqué este cuento. Es una web genial para este tipo de cuentos, y yo la he usado mucho cuando he tenido que trabajar los valores con algún niño en las clases particulares.

Podéis encontrar el cuento en esta página web:  Cuentosparadormir.com, (n.d.). Cuento para prevenir y trabajar los casos de bullying y acoso escolar. Disponible en: http://cuentosparadormir.com/infantiles/cuento/adios-la-ley-de-la-selva-i-el-león

Canción

He escogido esta canción de Revólver llamada “Calle Mayor” en la que se aborda el tema de la inmigración y la igualdad de razas.

Os dejo este link en el que podéis encontrar el vídeo con la letra de la canción.

Anuncios

Corresponsales por un dia

MI EXPERIENCIA COMO CORRESPONSAL

Mi primera experiencia como corresponsal pedagógica ha sido muy buena, creo haber transmitido con claridad las ideas fundamentales del artículo que había seleccionado para esta ocasión.

Hasta hace 5 meses vivía en Londres. Eso me sirvió no sólo para perfeccionar el idioma, sino para conocer el sistema educativo inglés. Y me sorprendí. Yo había ido a un colegio bilingüe cuando era pequeña, con profesores nativos y se supone que nos habían enseñado con las mismas metodologías que usan en los países anglosajones, pero no es así. La manera que tienen de enseñar en un país anglosajón su propio idioma es mucho más eficaz y a la que me apures fácil.

El artículo al que hago referencia en esta entrada, habla de eso. De la eficacia y eficiencia de nuestro denominado “sistema bilingüe”. Los profesores en España no tienen una preparación suficiente para ser profesores de una manera bilingüe. Nos falla el inglés y nos fallan las metodologías. Creo firmemente que se debe empezar a prestar una gran atención a este fenómeno que nos excluye de una sociedad que tiende a hablar todo en inglés, no es posible que a estas alturas de la vida haya gente que no sepa inglés, y mucho menos que haya profesores que no sepan nada de inglés.

El autor en el artículo valora nuestro sistema y propone algunas mejoras, que creo algunas deberían aprobarse ipso facto.

Si os interesa la manera de mejorar en este ámbito este artículo os dará algunas ideas que seguro podréis empezar a usar en las aulas.

Francisco J. Lorenzo. (Julio-Agosto). Los logros del bilingüismo. Cuadernos de pedagogia , 458, pp.69-73. .

Lápices Rojos

Bolígrafo rojo o Bolígrafo verde


Hoy en clase ha salido la conversación, por un comentario entre compañeros, de que no se debería usar los bolígrafos rojos para corregir. Yo lo sabía porque en alguna otra ocasión ya me lo habían comentado, y hoy al ver este artículo lo he leído para ver el por qué real. Este artículo es una reflexión sobre la importancia del refuerzo positivo incondicional.

Quizás haya llegado el momento de innovar, desde nuestra posición tratar de cambiar las cosas en la manera en la que nos sea posible; y un cambio tan nimio como el color de un bolígrafo que está al alcance de todos, puede suponer un cambio muy grande. Todo lo que suponga una ayuda para el alumno y le motive es algo que deberíamos hacer. Yo por mi parte he empezado a usar esta técnica en mi clase, y veo como va creciendo la seguridad en sí mismos de los niños.

“¿Qué sería de la vida si no tuviéramos el valor de intentar algo nuevo?”

(Vincent Van Gogh)

Artículo 1 :CANTÓ, Pablo. El método del bolígrafo verde que quiere promover el refuerzo positivo en los niños. El país digital [en línea]. 8 de octubre de 2015, nº 371. [fecha de consulta: 20 octubre 2015]. Disponible en:http://verne.elpais.com/verne/2015/10/07/articulo/1444231771_661315.HTML

Artículo 2:MOLL, Santiago.(29 de abril de 2014) 5 Maneras de premiar el error entre tus alumnos. Recuperado de : http://justificaturespuesta.com/5-maneras-de-ensenar-a-premiar-el-error-entre-tus-alumnos/

Cinco Panes de Cebada

Ficha técnica

  • Titulo: Cinco panes de cebada
  • Autor: Lucía Baquedano.
  • Editorial: Sm
  • Edición: 43
  • Año de publicación: 1981

De la autora

Lucía Baquedano Azcona nació el 18 de diciembre de 1938 en Pamplona. Ha publicado 18 libros. Algunos de esos títulos han sido galardonados con importantes premios y reconocimiento nacionales e internacionales que han colocado a la escritora navarra entre los nombres propios de la literatura infantil y juvenil. Una autora que, sobre todo, disfruta escribiendo y asume el éxito sin mayor importancia, con la sencillez que adorna su vida y su obra. Su disfrute por la escritura no sólo se concreta en su obra literaria sino en su labor como articulista en un periódico local, Diario de Navarra, donde, desde su columna La ventana, observa, reflexiona y opina sobre temas de actualidad o temas de siempre, como la propia lectura.

Resumen

Este libro narra la historia de Muriel, una joven maestra recién graduada a quien después de hacer las oposiciones, asignan a una escuela rural en un pueblo llamado Beirechea. Muriel recibe esta noticia con gran pesar, sus planes y todo lo que ella había planeado para su vida se tambaleaban, ¿qué iba a hacer ella en un pueblo? ¡Ella merecía más!

Con el paso del tiempo, Muriel va asumiendo que tiene que hacer algo por que su estancia, en lo que ella consideraba poco más que una cárcel, fuera lo más amena posible. Así va introduciendo cambios en lo que ella cree conveniente. Limpia la escuela, instaura una biblioteca, involucra a los padres en la educación de los hijos en la manera que es posible, ya que muchos de los niños deben ayudar a sus padres en el campo al llegar a casa, trata de abrir un poco aquellas mentes tan cerradas con nuevas e innovadoras ideas. Poco a poco empieza a observar cambios en los pequeños, y adultos, que hace que esa desilusión inicial se convierta en una motivación para seguir allí, para seguir haciendo cosas por y para ellos.

Muriel logra estos cambios no sin esfuerzo ni obstáculos que saltar, pero se apoya en los que ahora son sus amigos. Y lo que en principio iban a ser 3 meses se convierte en un año, en una vida, y lo que en principio era algo extraño y no era su hogar se convierte en su familia, en su alegría y en su vida.

Muriel no sólo conquista a los niños y padres de aquel pueblito, sino que aquel “pueblucho” y alguien en concreto, conquistan a Muriel.

Reflexión

El libro, aunque para mi gusto algo sencillo, me ha hecho pensar. Es cierto que jamás había pensado en la posibilidad de ser una maestra rural, pero tras leer el libro es algo que me llama mucho la atención. La manera en la que Muriel debe de replantearse sus esquemas, de adaptar sus conocimientos a aquellos niños, que encuentren aplicación a lo que están aprendiendo a la vida real, que no sea algo que no tiene sentido. En cierta manera, usó nuevas didácticas sin saberlo para tratar de hacer que los niños quisieran saber más, que tuvieran ganas de aprender, porque al fin y al cabo ese es el gran premio del maestro. Es cierto que la enseñanza rural tiene sus pros y sus contras, pero creo incluso si traemos un poco a nuestro terreno la idea principal que para mí tiene le libro, enfrentarse a nuevos retos de una manera proactiva y sacar el máximo partido de cada situación, puede que las ideas que lleva Muriel acabo podamos usarlas en una escuela en una ciudad. La manera de motivar a los niños a leer, a relacionar los conceptos que aprenden en clase con cosas de su interés.. Son todas las cosas que estamos viendo y estudiando en todas las asignaturas en este año. Cómo puedo yo desde mi humilde posición de profesora “contagiar” la pasión por aprender que un día a mí alguien me contagió.

Dicho esto me pareció interesante el tema y decidí indagar algo más, encontré este vídeo muy interesante en el que se debate acerca de la educación rural. Dejo el link del video por si os apetece echarle un vistazo. Creo que desde luego plantea un montón de cuestiones que sin duda seguiré investigando y, de las que os mantendré informados.

La información biográfica de Lucía Baquedano, la he obtenido de esta página web: http://www.navarra.es/home_es/Temas/Turismo+ocio+y+cultura/Bibliotecas/Recomendamos/Guias+de+lectura/Baquedano/biografia.htm

¿Qué es educar?

Primera toma de contacto

¡Vaya pregunta! A simple vista puede parecer algo fácil de responder, pero si reflexionamos y profundizamos más en el tema no es algo tan sencillo de hacer, definir lo que educar es para cada uno de nosotros. Para ayudarnos en esta difícil tarea, nuestra profesora de Teoría de la Educación nos pidió que hiciéramos un BRAINSTORMING, algo que se conoce como lluvia de ideas (es un método de generación colectiva de nuevas ideas a través de la contribución y participación de muchas personas, en este caso en clase) Esta imagen, corresponde a todas las palabras que para nosotros la palabra educar suponía.

IMG-20151021-WA0015
Foto tomada por mi en una de las clases de Teoría de la Educación, Escuni

A través de este brainstorming cada uno de nosotros elaboramos nuestra propia definición del concepto EDUCAR, la mía es la que sigue:

 

Educar es inculcar unos valores, que ayuden a los niños a conocerse a sí mismo y conocer el mundo en el que viven. Dotarlos de recursos para dar y ampliar sus oportunidades futuras. Ayudar a los niños con y en sus dificultades y enseñar a superarlos y motivarlos a querer superarse y mejorar (13.10.2015)

A medida que los días han ido pasando, hemos ido ahondando en la materia y conociendo más acerca del significado de la palabra educar, y hemos sido capaces de saber,al menos,qué NO es educar.

Educar no es adoctrinar, no es adiestrar, tiene más que ver con guiar o acompañar, así pues indagamos acerca de la etimología de la educación y llegamos a nuestras dos palabras clave: Educare y educere

Educare y Educere

  • Educare tiene que ver con transmitir, hace referencia a la escuela tradicional en la que el profesor es más el protagonista
  • Educere tiene que ver con sacar del individuo, extraer. Está mas en sintonía con la escuela moderna y con la autoeducación.

Estas dos palabras NO son OPUESTAS sino COMPLEMENTARIAS.

Segunda toma de contacto

Analizando mi definición anteriormente escrita, en referencia a estos dos términos, puedo concluir que mi definición se aproxima más a la idea de “educare” aunque tiene ciertos matices “educere”, ya que con los primeros conceptos (inculcar unos valores, dotar de recursos, motivarlos) doy a entender que quiero transmitir una información para que el niño la recoja y así sea él quien pueda sacar sus conclusiones y extraiga unos aprendizajes que le ayuden no sólo en el ámbito académico sino en la vida diaria a la que se enfrentarán en el futuro.

Estoy segura de que, a medida que avance el curso y aprenda y entienda más en profundidad lo que educar es, mi definición cambiará y podré mejorar mi idea de educar.

Tercera toma de contacto y última reflexión

Habiendo terminado ya el Bloque I de la asignatura, y con todo lo que hemos aprendido hasta ahora, me atrevo a analizar mi propia definición en función de las notas definitorias, quiero saber cómo de cerca estaba de tener una idea correcta de lo que “educar” significa.  Las notas definitorias no son sino una ayuda para definir lo que es educar y dar sentido y explicar nuestra propia definición.

Desde luego creo que mi definición tiene una clara intencionalidad inculcando los valores y dotando de recursos a los niños con un fin, he aquí otro concepto de nota definitoria; FIN, mi definición tiene un fin, tiene un propósito, tiene un para qué educar, pretendo decir en mi definición que se debe buscar el desarrollo completo del alumno; así pues podríamos decir que mi definición busca el perfeccionamiento del ser humano, busca hacer mejores personas que sepan enfrentarse de una manera mejor a la vida, una manera más eficiente, con menos sufrimiento. En mi definición si es cierto que no pienso en la posibilidad de que la educación no sea en otro ámbito más que el formal, pero ahora que he estudiado otros tipos de educación ampliaría mi definición para que la educación no formal y la informal tuvieran cabida en mi definición.

Considero que siempre que se busque el perfeccionamiento de algo o alguien debe ser integral, debe existir una integralidad que asegure que la persona se va a desarrollar no sólo de manera intelectual sino también afectiva, moral, física.. todos los matices que conforman una persona.

Si bien el profesor tiene el deber y derecho de educar, ha de establecerse una comunicación entre alumno y profesor de calidad y confianza, y por tanto siempre se verán sumidos bajo la influencia del propio profesor, que es quién de manera externa les enseña. Lo que no implica que haya una imposición de ideas, sino más bien una conducción y ayuda en las mismas.

Aunque la educación se entienda por algo que alguien nos inculca o da, debe ser un proceso que sea nuestro, será único para cada uno de nosotros, pero a su vez esta singularidad de la educación, esta individualización de la educación, hace que sea posible que formemos parte de la sociedad, y que nuestro proceso de socialización sea completo.

Cuando leí mi definición por primera vez no hubiera pensado que tenía ningún rasgo socializador, pero al poner que pretendo ayudar a los niños con sus dificultades, de una manera individual, les estoy facilitando a los mismos su integración en la sociedad; para que no se sientan excluidos.

Más vale tarde que nunca

Los primeros días

Estos primeros días están siendo un torbellino de emociones, un no parar de presentaciones, de incógnitas y de preguntas, muchas preguntas. Y una pregunta en concreto que no hacen nada más que repetirnos los profesores ¿Por qué? ¿por qué magisterio? Es una pregunta que a simple vista parece una obviedad, pero que cuando nos preguntan y contestamos me doy cuenta de que cada uno de nosotros tenemos una razón para estar aquí. En mi caso, habiendo ya cursado una carrera anterior, el por qué es aún si cabe más importante para mí. ¿Por qué otra carrera? ¿por qué una tan distinta?

De dónde vengo

Allá por el 2005 comencé mi aventura universitaria, emocionada, atemorizada pero ilusionada. Iba a estudiar Óptica y no sabía nada de Óptica, no conocía a nadie y las matemáticas se me daban fatal, pero decidí demostrar al mundo que una vez más se equivocaba. Así que empecé y terminé por demostrar al mundo y a mi misma que yo era capaz de aquello aunque me costara un mundo.

A la vez que estudiaba daba clases particulares por eso de sacarme un dinerillo extra, ya que con mi trabajo de jornada parcial en una óptica no me daba para nada. Fue entonces cuando conocí a Lucía, mi primera alumna, tenía 5 años y muchos problemas para aprender. Enseguida me identifiqué con ella y conectamos. Yo había sido como ella en el colegio, y sabía cómo se pasaba de mal y me negaba a que ella pasara por lo mismo; así que me dediqué en cuerpo y alma a que ella no cayera en esa espiral en la que muchos años atrás había estado yo. Fue ella quién despertó en mí esas ganas de cambiar las cosas en la educación, no podía ser que en 2005 las cosas siguieran como hacía casi 20 años. Una niña prácticamente excluida de una clase porque su manera de aprender fuera distinta a la de los demás, había que hacer algo y hay que hacer algo. Y creo que lo conseguí, y ese ha sido hasta la fecha mi mayor logro; lograr que alguien que odiaba estudiar desde que tenía 5 años, haya logrado encontrarle el gusto a aprender y saber.

A dónde voy

Es por eso que 10 años después he decidido matricularme en magisterio con la esperanza de que en el futuro las cosas no sean como eran cuando yo era pequeña, y que todos los niños y niñas tengan las mismas oportunidades, independientemente de su manera de aprender.

aprender
Imagen obtenida de juanpedroprofesociales.blogspot.com.es

 

“El maestro que intenta enseñar sin inspirar en el alumno el deseo de aprender está tratando de forjar un hierro frío.”

Horace Mann (1796-1859) Educador estadounidense.